Volver a inicio

«La cuestión de quién transmite la enseñanza debe ponerse sobre la mesa»

La comunidad internacional se ha comprometido con el objetivo de garantizar una educación de alta calidad para todas las personas hasta 2030. Los actores no gubernamentales contribuyen considerablemente a alcanzar este objetivo y son el foco de atención del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo de la UNESCO de este año. El informe se presentará en Suiza el 3 de febrero en un evento virtual. Basilio Ghisletta, asesor educativo de la COSUDE, opina en la entrevista sobre el significado de este informe en relación con los objetivos de la educación en la Agenda 2030.

Una joven enseña a niños sobre una barca en un río de Filipinas.

Existen variadas opciones de cómo las organizaciones privadas pueden integrarse en el sistema educativo. © UNESCO, Roxanne Paraiso

Según datos de la ONU, en todo el mundo hay 258 millones de niños que no van a la escuela, y 617 millones de personas no tienen conocimientos de lectura ni matemáticas. La pandemia de la COVID-19 supone un desafío adicional: en el punto álgido de la pandemia había más de 1500 millones de niños que no iban a la escuela a causa de los cierres a escala nacional. Los conflictos, los éxodos y las migraciones aumentan y niegan la posibilidad de disfrutar de buenas perspectivas de futuro a los jóvenes: unos dos tercios de los niños refugiados no terminan la escuela obligatoria. El Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo de la UNESCO es el mecanismo más importante que existe para supervisar los avances y los retrocesos de los objetivos educativos de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

El Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo: un análisis de la situación

Garantizar una educación inclusiva, con igualdad de oportunidades y de alta calidad, y a la vez promover posibilidades de un aprendizaje a lo largo de toda la vida para todos. Así lo exige el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 de la Agenda 2030. «Los datos y las recomendaciones del informe influyen sobre las autoridades educativas de cada lugar, así como sobre los actores de la cooperación internacional», señala Basilio Ghisletta, asesor educativo de la COSUDE.

He aquí tres preguntas a este experto para profundizar sobre el tema:

Retrato de Basilio Ghisletta.
Basilio Ghisletta, asesor educativo de la COSUDE. © COSUDE

Señor Ghisletta, ¿cuál es la importancia de este informe?

La COSUDE le concede una gran importancia a este informe. Constituye una importante base de investigación fundamentada a escala global, que señala qué tendencias, avances y retrocesos se dan en la educación. Estos saberes ofrecen la posibilidad de tomar medidas. Los datos y las recomendaciones del informe influyen sobre las autoridades educativas de cada lugar, así como sobre los actores de la cooperación internacional. Por ejemplo, el informe de 2019 dedicado a las migraciones, los éxodos y la educación, contribuyó a que la formación de los niños refugiados y migrantes ahora se sitúe de forma reforzada en el centro de los programas de la COSUDE.

El Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo de la UNESCO 21/22 se centra en el papel de los actores no gubernamentales. ¿A qué conclusión llega el informe y cómo coincide con la experiencia de la COSUDE?

El informe apunta que los actores no gubernamentales desempeñan una función decisiva en el cumplimiento del derecho a la educación. Muchas personas no cuentan con ninguna posibilidad de educación ni de educación continua, de recuperar su formación ni de acceder a la educación preescolar sin la correspondiente oferta de actores no gubernamentales. Estos actores también se involucran en la puesta a disposición de recursos, como libros de texto, ordenadores y software.

Sin embargo, también existe la otra cara de la moneda: por ejemplo, cuando los actores no gubernamentales operan en un marco educativo no regulado o cuando la igualdad de oportunidades está en peligro. De este modo, en algunos países las escuelas privadas de pago se infiltran en el sistema público y en el derecho fundamental a la educación. Esto tiene como resultado que solo quien se lo puede permitir recibe una buena educación. Por este motivo, tanto el ODS 4 como el informe advierten expresamente de que precisamente la enseñanza obligatoria –es decir, un año de educación preescolar y 12 años de educación primaria y secundaria– debe ser gratuita. En este sentido, y siempre que pueda garantizarse la igualdad de oportunidades, financiado públicamente no debe ser equivalente a puesto a disposición de forma pública. Este también es el enfoque de la COSUDE.

¿Cuáles son las expectativas en relación con el evento de presentación del informe?

En primer lugar, se trata de una oportunidad para hacerse una idea de dónde nos encontramos en lo que respecta al objetivo de la educación; qué se ha logrado hasta ahora y sobre qué deberíamos prestar especial énfasis en la cooperación internacional y en Suiza. En segundo lugar, ofrece inspiración y potencial para el debate sobre un tema candente en la actualidad: ¿Cuál es el papel de los actores no gubernamentales –y en particular del sector privado– en la cooperación internacional en el ámbito de la educación?

La influencia de dichos actores aumenta y aparecen nuevas posibilidades para interacciones público-privadas. Todos compartimos el objetivo de una educación de alta calidad para todos; no obstante, las cuestiones sobre quién transmite la enseñanza, quién participa y cómo se regula, deben ponerse sobre la mesa. Precisamente en el evento se discutirá sobre estas cuestiones. 

El 3 de febrero de 2022, Manos Antoninis, el director del Informe de la UNESCO, presenta las principales conclusiones durante su lanzamiento virtual en Suiza. A continuación, se debatirá en tres talleres con una multitud de actores de instituciones educativas, del sector privado y de la filantropía sobre la cuestión del papel de los actores no gubernamentales en los distintos niveles educativos.

Invitación, Programa (en, fr, de, it) (PDF, 7 Páginas, 325.5 kB)

Inscripción al evento

Actores no gubernamentales y públicos: una interacción fructuosa

Aprendices durante el montaje de instalaciones sanitarias.
Una formación profesional cercana a la práctica aumenta las perspectivas de los jóvenes a labrarse un futuro en su propio país. © DFAE

En sus proyectos, la COSUDE colabora tanto con autoridades educativas como con actores no gubernamentales, por ejemplo ONG, fundaciones o el sector privado. Esto puede darse en el marco de innovadores modelos de financiación para el fomento del derecho a la educación, la facilitación de servicios educativos para grupos vulnerables o a fin de probar nuevos enfoques. El objetivo siempre es el de garantizar la igualdad de oportunidades según el principio de «leave no one behind» («no dejar a nadie atrás»). 

Precisamente en la formación profesional, la colaboración con el sector privado es fundamental: se necesitan planes de estudios que se correspondan con las necesidades económicas y preparen a la juventud de forma específica para el mercado laboral. Así lo muestra el ejemplo de un proyecto de formación profesional de la COSUDE en Ucrania: Geberit, una empresa suiza del sector sanitario, el Ministerio de Educación de Ucrania y la ONG Swisscontact desarrollaron e implantaron juntos con éxito un programa de formación ligado a la práctica para los futuros especialistas en fontanería: desde el inicio del proyecto en 2014, se ha aplicado el nuevo plan de estudios en las escuelas de formación profesional de todo el país, más de 1000 jóvenes han completado con éxito la formación y la inmensa mayoría de estos han podido integrarse en el mercado laboral local. 

 

Una familia en Kambia, Sierra Leone, educando en el hogar.
La familia desempeña un importante papel en la educación, sobre todo en el caso del cierre de escuelas a causa de la COVID-19. © UNESCO Stephen Douglas, Sierra Leone

En la educación básica, los partenariados con los actores privados también ganan en importancia. A raíz de ello, la COSUDE y la Jacobs Foundation, en colaboración con Roots of Impact e iGravity, lanzaron hace poco un proyecto piloto de financiación educativa basado en el impacto. Se fomentan enfoques innovadores en materia de educación a través de actores educativos no tradicionales para una formación básica con igualdad de oportunidades y mejores resultados de aprendizaje de niños y jóvenes vulnerables. 

El informe de educación 2021/22

El informe mundial 2021/22 está dedicado en especial al tema de los actores no gubernamentales en el ámbito educativo. Su papel va más allá de la facilitación de la formación escolar e incluye intervenciones a distintos niveles educativos y áreas de influencia. El informe insta a los gobiernos a tener en cuenta a todas las instituciones, estudiantes y docentes como parte de un sistema único. Los estándares, informaciones, estímulos y la obligación de rendir cuentas deberían ayudar a cumplir el derecho a la educación para todos, sin cerrar los ojos ante los privilegios o la explotación.

El Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo de la UNESCO proclama que una educación financiada por el sector público no debe ser facilitada obligatoriamente por los presupuestos públicos. Sin embargo, deben eliminarse las desigualdades en los procesos educativos, en los resultados de los estudiantes y en las condiciones laborales de los docentes. La eficiencia y la innovación no son secretos comerciales, sino rasgos que todos deberían difundir y practicar. Para tal fin deben conservarse la transparencia y la integridad en el proceso relativo a la política de educación pública e impedir los intereses individuales. 

La educación en la estrategia de la cooperación internacional 2021-2024

La educación en la estrategia de la cooperación internacional de Suiza 2021-2024 está profundamente anclada en los objetivos «desarrollo humano» y «desarrollo económico»:

Suiza se empeña en salvar vidas, garantizar un sustento primordial de alta calidad –a saber, formación y salud– así como contribuir a la disminución de las causas de los éxodos y la migración irregular. El cumplimiento del derecho a la educación es una condición fundamental para el desarrollo humano y asimismo la creación de perspectivas a largo plazo.

Sin la base de una educación primaria sólida y de alto valor, así como de la formación profesional relevante para el mercado que se apuntala sobre la primera, una población no dispone de las habilidades necesarias para el crecimiento económico.

Esto está en consonancia con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y su ODS 4, que promueve una formación inclusiva y de gran calidad, así como las posibilidades para el aprendizaje a lo largo de toda la vida. Como el resto de los países miembros de la ONU, Suiza se ha comprometido políticamente a lograr los 17 objetivos de la Agenda 2030 y, por consiguiente, también con el objetivo educativo 4.