Cooperación internacional

India y el Covid 19: «Poder ayudar sin trabas es una satisfacción»

60° aniversario de la COSUDE: una acción planificada, una respuesta rápida y un equipo comprometido. La directora Patricia Danzi desvela los puntos fuertes de la cooperación internacional suiza, cómo han ido cambiando en las últimas décadas y cuáles se desarrollarán de cara al futuro. Con motivo del 60º aniversario planteamos a la directora siete preguntas.

Dos niños miran por una ventanilla, uno con y otro sin mascarilla.

Ayuda rápida para la India a causa del Covid-19: disponer de una mascarilla o un respirador puede decidir sobre la vida o la muerte. © COSUDE

Señora Danzi, desde hace casi un año es usted directora de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación COSUDE. ¿Qué logros ha conseguido? ¿Cuál es su mayor satisfacción?

El haber podido apoyar a nuestros socios rápidamente y sin complicaciones durante la crisis de Covid. Y que, a pesar de la crisis, hayamos podido contar con la solidaridad y la confianza del pueblo suizo y recibir más dinero para la cooperación suiza al desarrollo. Y que la COSUDE haya mantenido su presencia en los países durante estos tiempos desafiantes.

En poquísimo tiempo, hemos adaptado y reprogramado cientos de proyectos locales de la COSUDE para responder a las necesidades derivadas del Covid-19. Para paliar sus efectos, el Consejo Federal facilitó de manera rápida y no burocrática 400 millones de francos, que posteriormente fueron convalidados por el parlamento como crédito suplementario, además de los 11.200 millones de francos aprobados por este último en el marco de la Estrategia de cooperación internacional. Esto no es algo común, especialmente en tiempos que también son económicamente difíciles para Suiza. Eso refuerza la imagen y la reputación de Suiza como socio confiable para la cooperación al desarrollo, capaz de prestar apoyo de forma rápida y no burocrática en tiempos difíciles.

Retrato Patricia Danzi
Patricia Danzi, Directora de la COSUDE © Keystone

También he sentido este respeto en muchas personas en los países contraparte de la COSUDE. Durante el Covid-19, muchas reuniones se celebran únicamente a través de Skype u otras plataformas en línea, por lo que no siempre se sabe dónde está ubicada la gente. Nuestros socios valoraron mucho que el personal de la COSUDE permaneciera localmente presente durante el Covid-19 apoyando a las personas en nuestros países contraparte, también moralmente.

¡Me he encontrado con un "nido" de personal motivado!

Eso demuestra el gran compromiso de los colaboradores de la COSUDE. Cuando asumí mi cargo, me encontré con un «nido» de colaboradores motivados y deseosos de participar activamente. Una encuesta en la que los colaboradores de la COSUDE podían hacer sugerencias sobre cómo proceder para implementar exitosamente la Estrategia de cooperación internacional 2021-2024 recibió como respuesta cientos de ideas. ¡Eso me alegró mucho! Nos tomamos muy en serio estas sugerencias y comentarios: estamos adaptando estos campos de acción a los nuevos retos para seguir siendo una organización de desarrollo importante en los próximos 60 años.

La directora de la COSUDE Patricia Danzi con colegas del DFAE, miembros del Consejo Consultivo de la Juventud de la Embajada de Suiza y Barbara Dätwyler Scheuer, directora de cooperación de la Embajada.
Colaboradores comprometidos: la directora de la COSUDE Patricia Danzi con colegas del DFAE, miembros del Consejo Consultivo de la Juventud de la Embajada de Suiza y Barbara Dätwyler Scheuer, directora de cooperación de la Embajada. © Embajada de Suiza en Sarajevo

Lo acaba de mencionar: la crisis del Covid también ha sido un gran reto para la COSUDE el año pasado. ¿Cuáles han sido los logros de la COSUDE en este contexto?

Suiza ha demostrado que puede prestar ayuda concreta sobre el terreno «a pequeña escala» y tener también un impacto sistémico en cooperación con otros países con «grandes palancas». En el caso de Nepal, un país con uno de los sistemas sanitarios más débiles, Suiza, en colaboración con el sector privado suizo, ha suministrado 30.000 kits de prueba para Covid-19, termómetros y material de protección a los gobiernos centrales y a las provincias. A nivel multilateral, ha colaborado con ACT-A, una alianza de países, actores privados y fundaciones, para conseguir que países como Ghana, Costa de Marfil o Jordania tengan un acceso rápido a las vacunas contra el Covid-19, y ha logrado mediante negociaciones que el precio por prueba de Covid-19 acabe siendo una décima parte del precio original. Esto es prometedor y demuestra que cuando las distintas fuerzas se unen, también pueden abordarse problemas globales, ¡y con mucha rapidez!

A veces no somos del todo conscientes de que Suiza tiene una buena reputación.

Gracias a «ACT-A» y a la iniciativa «COVAX» y «COVAX Facility», lanzada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), los logros de la ciencia pueden ponerse al alcance de todos los países. En concreto, gracias a esta iniciativa, todos  – independientemente de su poder adquisitivo – tienen acceso a dispositivos de diagnóstico, tratamiento médico y vacunas. «ACT-A» tiene diez meses de vida, la vacuna cinco. Es un logro enorme lo que ha conseguido «ACT-A» en tan poco tiempo. Suiza puede estar orgullosa de haber aportado su parte y continuará con su compromiso. Se ha conseguido porque ha hecho una contribución financiera considerable y, por tanto, es miembro de los órganos de decisión. Quizás, a veces aún no somos del todo conscientes de que Suiza tiene una buena reputación, puede proporcionar rápidamente mucho dinero y una sólida experticia y su voz es escuchada. De esta forma, en colaboración con otros actores, puede llegar rápidamente a millones de personas. Eso constituye un enorme potencial para abordar los grandes problemas del planeta Tierra. ¡Eso me motiva para el futuro trabajo de la COSUDE!

Señora Danzi, han suministrado dosis de vacunas a Nepal de forma rápida y barata, por ejemplo, en colaboración con el sector privado suizo. Al mismo tiempo, la «creciente cooperación con el sector privado» se topó con escepticismo durante la consulta sobre la Estrategia de cooperación internacional 2021–24.

Bueno, en principio, puedo entender las reservas que hay detrás de esta crítica: se teme que los fondos para el desarrollo vayan a parar a las grandes empresas que invierten en nuestros países contraparte sin prestar atención a la sostenibilidad social y medioambiental. Las grandes empresas han cometido errores en el pasado, pero también están dispuestas a aprender de ellos. Entretanto la COSUDE ha adoptado directrices y las ha plasmado en un manual para dar un marco a la cooperación con el sector privado. Eso crea claridad.

Cuando preguntamos a la gente qué es lo que más necesitan, responden: ¡un trabajo!

Pero no queremos tirar el grano con la paja. Cuando preguntamos a la gente en nuestros países contraparte qué es lo que más necesitan, responden: «¡un trabajo!». Así pueden alimentar a su familia, asegurar la educación de sus hijos, invertir dinero en sus proyectos, financiar su salud y tener la libertad de hacer lo que quieren. Y nosotros, como COSUDE, queremos responder a las necesidades de la población local.

Un cartel naranja de la votación sobre la «iniciativa de responsabilidad corporativa» adorna una vieja era de montaña de madera oscura.
No habrá financiación estatal para la información doméstica: esta concreción tras la votación sobre la «iniciativa de responsabilidad corporativa» del 29.11.2020 ha dado mucho material de discusión. © Keystone


A pesar del Covid-19, han conseguido que el parlamento apruebe la Estrategia de cooperación internacional y las nuevas contribuciones para la cooperación internacional 2021 - 2014. Hace tiempo que está claro que estos fondos estatales no pueden utilizarse para hacer lobby ni campañas. Sin embargo, la especificación normativa de que las ONG ya no podrán utilizar los fondos de las contribuciones a programas para la información doméstica ha provocado críticas.

No siempre es fácil separar el trabajo de lobby de la labor de información. Ahora tenemos más claridad al respecto. Las ONG que se benefician de las contribuciones de la COSUDE a programas reciben una contribución parcial de aproximadamente un tercio para sus programas internacionales. El resto siempre lo han tenido que aportar ellas. La contribución total no varía, pero las ONG tienen que financiar el trabajo de sensibilización de forma autónoma, sin financiación federal.

Se financia un tercio del coste de los programas internacionales; el resto siempre lo han tenido que aportar las propias ONG.

Volvamos a la Estrategia de cooperación internacional aprobada el año pasado por el parlamento. ¿Cómo lo ha conseguido? ¿Y qué ajustes considera usted especialmente importantes en comparación con la estrategia anterior?

La estrategia 2021-2024 se preparó a fondo con mucha antelación, ya antes de mi llegada. También hubo un procedimiento de consulta, de modo que el público en general pudo participar en el debate en una fase temprana. Eso fue muy útil.

En la estrategia de cooperación internacional y la implementación de su financiación, se reserva por primera vez un valor indicativo de 400 millones de francos para el clima. Eso supone un aumento del 25% en comparación con el período de la estrategia anterior. Además de los conflictos y la violencia, las consecuencias del cambio climático son una causa creciente de la huida de personas de sus lugares de origen.

La migración sigue siendo una prioridad temática. Hubo voces que temían que sólo cooperaríamos con los países que han concluido un acuerdo de readmisión de inmigrantes con Suiza. Por supuesto que no funciona así.

Suiza quiere trabajar con los países contraparte para reducir las causas del desplazamiento y la migración y garantizar que las personas puedan llevar una vida digna en su país. Eso también significa, por ejemplo, comprometernos con el cumplimiento del Derecho Internacional o apoyar a organizaciones contraparte que trabajan por mejorar la integración de los desplazados (internos). Millones de personas huyen a sus países vecinos, como Kenia, Sudán, Jordania o Líbano, y sólo una pequeña parte llega al espacio Schengen.

De la «ayuda al desarrollo» a la «cooperación internacional»: Si hacemos una retrospectiva de los 60 años de existencia de la COSUDE, vemos que ha evolucionado considerablemente, pasando de la mera «asistencia técnica» a la fuerte implicación de las contrapartes sobre el terreno - también bajo la influencia de las transformaciones en el contexto político mundial. Por nombrar algunas palabras clave: el fin de la Segunda Guerra Mundial, la caída del Muro de Berlín en 1989 y el atentado terrorista del 11 de septiembre en 2001. ¿Qué «cambio de época» y qué abordaje adoptado por la COSUDE la ha impresionan más?

La evolución hacia una nueva comprensión de la cooperación tras la caída del Muro de Berlín fue enorme.

La COSUDE siempre ha tenido que adaptarse al acontecer mundial y a las circunstancias resultantes y plantearse las siguientes preguntas: «¿Estamos haciendo lo correcto? ¿Lo estamos haciendo bien? ¿Estamos en el lugar correcto? ¿Seguimos estando bien posicionados, suficientemente interconectados en redes? «Los cambios, desde la asistencia técnica, como el apoyo a la construcción de puentes en Nepal, hasta la creación del Cuerpo suizo de ayuda en casos de desastres, pasando por una comprensión completamente nueva de la cooperación con nuestros países contraparte en el antiguo bloque oriental tras la caída del Muro de Berlín, fueron enormes. Se trataba de países con una concepción totalmente distinta de la cooperación, que estaban acostumbrados a objetivos y horizontes de planificación diferentes, tenían un alto nivel de educación y querían ser partícipes.

El 11 de septiembre ha sacudido fuertemente al mundo y las consecuencias continuarán notándose durante mucho tiempo. Además, las guerras duran más tiempo, a menudo varias décadas. Eso influye mucho en la forma en que deben colaborar la ayuda humanitaria, la cooperación al desarrollo y la promoción de la paz para lograr un impacto a largo plazo. Hoy en día, a ello se suman cuestiones como la lucha contra las pandemias, los flujos migratorios y el cambio climático.

Señora Danzi, para terminar, echemos una mirada al futuro: ¿qué principios son importantes para que la COSUDE pueda seguir contando con el apoyo de la población y seguir teniendo éxito?

Son cinco: seguir adaptándose constantemente a las nuevas necesidades y realidades geopolíticas, intensificar el trabajo en redes, seguir siendo ágiles, medir aún más nuestro impacto e integrar aún más las contribuciones de nuestras contrapartes. Además, tenemos que seguir desarrollando nuestra capacidad comunicativa, mostrar el buen trabajo de la COSUDE y afrontar los debates sobre la cooperación al desarrollo.

Señora Danzi, muchas gracias por la entrevista.

Puntos focales de cooperación

La COSUDE celebra este año su 60º aniversario. Para conmemorarlo, destacamos varios aspectos de la cooperación internacional, por ejemplo, su evolución histórica. La cooperación internacional tiene como objetivo mitigar la penuria y la pobreza en todo el mundo, mejorar el respeto de los derechos humanos, promover la democracia y proteger el medio ambiente. Para el período 2021-2024 se han fijado las siguientes prioridades temáticas:

  • crear empleos locales dignos
  • seguir combatiendo el cambio climático
  • reducir las causas del desplazamiento y la migración irregular
  • Compromiso con el Estado de Derecho

La planificación financiera prevé destinar 11.250 millones de francos para los años 2021-2024. La Estrategia de cooperación internacional está alineada con la Estrategia de política exterior de la Confederación 2020-2023.

Volver a inicio