Cooperación internacional

«Con este cambio de sistema, el papel de las ONG suizas también ha cambiado»

Rahel Bösch, directora de la División Partenariados Institucionales de la COSUDE, habla del papel de las ONG suizas en la cooperación internacional y explica por qué los actuales debates políticos tienen poco que ver con las nuevas contribuciones a programas. Una entrevista sobre la cooperación con las agencias de ayuda suizas, el trasfondo del debate político actual y un partenariado de amplia tradición en pleno cambio de sistema.

Foto de Rahel Bösch, directora de la División de Partenariados Institucionales de la COSUDE.

Rahel Bösch, directora de la División Partenariados Institucionales de la COSUDE, habla del papel de las ONG suizas en la cooperación internacional. © DFAE

A raíz de una evaluación independiente, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) ha reformado su sistema de concesión de contribuciones a programas de las organizaciones no gubernamentales (ONG) suizas. Con el nuevo proceso de admisión, solicitud y evaluación de las contribuciones a programas, se ha creado un proceso de adjudicación accesible, transparente y comprensible para todos. A finales de febrero de 2021, se firmaron los contratos con un total de 27 ONG suizas contrapartes y con dos centros competentes, por un valor de 270 millones de francos suizos, para el periodo 2021-2022.

Rahel Bösch dirige la División de Partenariados Institucionales de la COSUDE siendo, por tanto, responsable de los partenariados con las ONG suizas. En esta entrevista, explica en qué consisten las contribuciones a programas y por qué la cooperación de la COSUDE con las ONG suizas ha estado en el punto de mira político. Asimismo, precisa por qué es importante una clara delimitación del trabajo de información y de formación de las organizaciones en Suiza y con qué desafíos se ve confrontada la cooperación internacional.

Durante la campaña de referéndum del pasado otoño, las ONG suizas fueron punto de mira de varias intervenciones políticas, y se discutió mucho sobre el apoyo financiero de la COSUDE a las ONG. Entretanto, ya se han cerrado los contratos de las contribuciones a programas para el periodo 2021-2022. ¿Significa esto que la relación se ha arreglado?

En la relación entre la COSUDE y las ONG no había nada que arreglar. No se cuestionó la cooperación de la COSUDE con las ONG suizas, ni tampoco se discutieron las contribuciones a programas como tales. Es importante establecer una diferencia entre el éxito de la implementación del nuevo sistema de adjudicación de las contribuciones a programas y, en consecuencia, la firma de los nuevos contratos, y los debates políticos de los últimos meses.

Sin embargo, ¿había voces que cuestionaban el modelo de financiación de la COSUDE en relación con las ONG suizas?

Las intervenciones políticas relativas a las agencias de ayuda suizas tienen que ver con el papel desempeñado por las ONG suizas en la campaña del referéndum sobre la Iniciativa de Responsabilidad Empresarial. Las contribuciones a programas fueron examinadas porque una ONG utilizó las contribuciones a programas para un estudio relacionado con dicha Iniciativa. Sin embargo, el uso de las contribuciones a programas de la COSUDE para el cabildeo político ha estado siempre prohibido. Se reconoció el error y la ONG devolvió inmediatamente los fondos.

¿Por qué desempeñan las ONG suizas un papel importante en la Cooperación Internacional (CI)?

Su compromiso a largo plazo con la lucha contra la pobreza y la promoción de los derechos humanos, la democracia, la paz, la seguridad y el desarrollo sostenible, permite a las ONG suizas crear perspectivas para la población local. Así, prestan una importante contribución al desarrollo sostenible y a la ayuda de emergencia. Llevan décadas siendo contrapartes fiables, y no solo contribuyen a la buena reputación de la Cooperación Internacional de Suiza, sino que también son actores importantes en la implementación de nuestra estrategia de CI y la Agenda 2030.

Las ONG han contribuido a configurar la cooperación al desarrollo en Suiza y, gracias a su experiencia y tradición, son una contraparte importante.

¿Qué valor añadido aportan las ONG suizas?

Por un lado, las ONG suizas son una parte importante de la sociedad civil en Suiza; por otro, la mayoría de ellas están presentes sobre el terreno desde hace años, cuando no décadas. Han creado una sólida red con organizaciones contrapartes locales y conocen las condiciones políticas y sociales de los países contraparte. Además, las ONG han contribuido a configurar la cooperación al desarrollo en Suiza y son una contraparte importante gracias a su experiencia y tradición. Un hecho que también se confirmó en la nueva Estrategia de la Cooperación Internacional 2021-2024.

La COSUDE colabora desde hace tiempo con las ONG suizas; sin embargo, hace tres años esta cooperación fue evaluada y se crearon unas directrices nuevas. ¿Por qué fue necesario?

La COSUDE examina periódicamente todos sus programas y proyectos mediante evaluaciones, y se plantea también cuestiones institucionales. Esto incluye la revisión de los partenariados institucionales con las ONG. Esa evaluación reveló importantes tendencias e hizo recomendable, entre otras cosas, aclarar la orientación estratégica de la cooperación con las ONG y hacer más transparente y comprensible la adjudicación de las contribuciones a programas. Justamente esto es lo que hemos conseguido con las nuevas directrices para la cooperación de la COSUDE con las ONG suizas. Se han aclarado el valor añadido, el objetivo y los principios de la cooperación, y se han establecido de forma comprensible y transparente para todos el acceso y los criterios para las contribuciones a programas. Esta claridad y transparencia son precisamente hoy más importantes que nunca.

¿Cómo explica usted esta creciente demanda de transparencia y responsabilidad?

El panorama y el papel de las ONG han cambiado sustancialmente en los últimos años, al igual que la cooperación internacional en su conjunto. Nuestro mundo está marcado por complejas crisis sociales, económicas y políticas, por la creciente fragilidad, la migración, las hambrunas y el aumento de la desigualdad. A medida que aumenta la complejidad, también lo hace la necesidad de una mayor responsabilidad y transparencia.

En el pasado se iba a un país a ayudar a la gente pobre; hoy, en cambio, lo primordial es promover los sistemas y la colaboración intersectorial.

¿Con qué nuevos desafíos se enfrenta la cooperación internacional y, sobre todo, las ONG?

Todos los actores de la cooperación internacional están en el punto de mira, hoy más que nunca. El impacto y los beneficios de la cooperación deben medirse y comunicarse de forma continua. Los políticos, y también la población interesada, quieren saber qué se consigue realmente en la cooperación internacional. Esto tiene que ver, sobre todo, con el gran cambio que se ha producido en la cooperación internacional; se ha pasado de un enfoque basado en proyectos a programas integrales y al fortalecimiento de sistemas enteros, como en las áreas de la educación o la atención sanitaria. En el pasado se iba a un país a ayudar a la gente pobre; hoy, en cambio, lo primordial es promover los sistemas y la cooperación intersectorial.

Lo que se pide son partenariados sólidos entre las ONG, la investigación y el sector privado así como la formación de consorcios. Al mismo tiempo, hay una competencia creciente entre las ONG: cada vez hay más ONG, sobre todo locales, que acceden directamente a los fondos de la cooperación internacional. Y, no en último término, los países respectivos definen su propio desarrollo; la sociedad civil de todo el mundo se ha fortalecido y está mejor conectada. Con este cambio de sistema, el papel de las ONG suizas también ha cambiado. Su papel de mediadoras de conocimientos y experiencia es cada vez más importante, lo que requiere el uso de sinergias y la unión de fuerzas también entre las ONG. 

¿Con las nuevas directrices y contratos, no somete la COSUDE a mayor presión a las ONG suizas?

¡Todo lo contrario! En este contexto altamente dinámico y competitivo, es esencial contar con directrices y objetivos claros para la cooperación. Las líneas directrices de la COSUDE para la cooperación con las ONG suizas y el consiguiente sistema de adjudicación crean claridad, garantizan la transparencia y permiten la igualdad de acceso para todas las ONG activas en la cooperación internacional. Así, p. ej., también las ONG más pequeñas o más jóvenes, con sus programas innovadores, tienen la oportunidad de acceder a las contribuciones a programas formando una alianza.  

Niñas en un aula, en Afganistán, levantando la mano para dar una respuesta.
La cooperación internacional moderna se centra en el refuerzo de enteros sistemas. La educación y la promoción de la igualdad de género, en particular, tienen un papel importante. © Keystone

¿Qué posibilidades tienen las ONG de recibir ayuda financiera de la COSUDE?

Básicamente, distinguimos entre los encargos o mandatos sujetos a la Ley de Contratación Pública y las contribuciones, que pueden concederse en virtud de la Ley de Subvenciones. Estas incluyen los importes destinados a proyectos específicos y las contribuciones a programas.

¿Por qué son precisamente las contribuciones a programas un instrumento de apoyo importante?

Porque en el marco de las contribuciones a programas, las ONG suizas no implementan un proyecto por encargo de la COSUDE, sino que realizan su propio programa internacional. Esto les da libertad a la hora de dar forma a ese programa. Las ONG suizas generan así ideas creativas, participando activamente en la solución de los desafíos presentes y futuros. Y pueden trabajar con agilidad y flexibilidad, especialmente en contextos frágiles, como ha confirmado su reacción a la pandemia del Covid-19.

¿Es decir que Suiza apoya el programa de las ONG, pero no a las ONG en sí mismas?

Sí, así es. Con las contribuciones a programas, la COSUDE promueve el programa internacional de una ONG y no la propia organización. El objetivo de la cooperación con las ONG suizas es implementar la estrategia de la cooperación internacional y alcanzar los objetivos de la Agenda 2030. 

Queremos que estos fondos se empleen íntegramente en los países en desarrollo y en transición, y que sea ahí donde surtan efecto.

Cuando se adjudicaron las nuevas contribuciones a programas, hubo un aspecto en particular que dio que hablar, a saber, el hecho de que las ONG suizas no estén autorizadas a financiar campañas de información. El clamor mediático fue grande y se habló de mordaza. ¿Prohíbe la COSUDE a las ONG la labor informativa?

¡En absoluto! Las ONG suizas contribuyen de forma importante a la información y sensibilización de la sociedad nacional. Este es un cometido central de las ONG, y en las directrices se confirma también como un valor añadido. Sin embargo, esto no significa que este trabajo deba financiarse con las contribuciones a programas. Varios ejemplos demuestran que es difícil trazar una línea divisoria clara entre la información y el cabildeo político. Por eso, en los nuevos contratos hemos estipulado que las contribuciones a programas de la COSUDE no se utilizarán para el trabajo de información y formación de las ONG en Suiza. Queremos que estos fondos se empleen íntegramente en los países en desarrollo y en transición, y que sea ahí donde surtan efecto. Para preservar su independencia, numerosas agencias de ayuda de renombre han financiado desde siempre su trabajo en Suiza con sus propios fondos o con donaciones específicamente destinadas a este fin, y no con fondos de la COSUDE.

¿Significa esto que las ONG suizas pueden seguir trabajando de forma independiente?

Por supuesto. Las organizaciones no gubernamentales son, como su nombre indica, organizaciones no estatales. Son independientes. Y esto es lo que les distingue y lo que les hace fuertes. Una independencia que es importante también desde el punto de vista financiero. El hecho de que los contratos para las contribuciones a programas hayan podido concluirse, como estaba previsto, a principios de este año demuestra que la cooperación con las ONG suizas y su independencia son apreciadas y reconocidas. Debemos preservar esta independencia si queremos colaborar de igual a igual como actores independientes, para alcanzar juntos los objetivos de desarrollo sostenible. 

Entrevista con Rahel Bösch

Rahel Bösch (Ethnolgin Lic. Phil I) estudió etnología, sociología y filosofía en Múnich, Friburgo de Brisgovia y Zúrich, y siguió una formación de periodista. En los años 90, trabajó en varias agencias de ayuda suizas en las áreas de la migración y la consolidación de la paz, antes de incorporarse hace 20 años a la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) como asesora de gobernanza. Después, como directora de la Cooperación Internacional, estuvo al frente del programa de país y de la Oficina de la COSUDE en Camboya, dirigió el programa regional en Oriente Medio y fue directora adjunta de la Oficina de Albania. Desde 2017, Rahel Bösch dirige la División Partenariados Institucionales de la COSUDE.

Las ONG suizas contrapartes de la COSUDE

La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) ha firmado con 27 ONG suizas contrapartes y dos centros competentes contratos de contribución a programas para el periodo 2021-2022. Las contribuciones a programas ascienden a un total de 270 millones de CHF. En las 27 ONG suizas contraparte se incluyen grandes ONG, alianzas, organizaciones paraguas y federaciones cantonales; más concretamente, 10 grandes agencias de ayuda, 7 alianzas de 17 ONG, 3 organizaciones paraguas con 21 organizaciones y 7 federaciones cantonales.

Más información sobre las contribuciones a programas de COSUDE

Volver a inicio