Oportunidad brindada a todos los burkineses de recibir educación básica

Proyecto terminado
En Burkina Faso, el Programa de Apoyo a la Educación de Base permite a los niños acceder a la educación y a la formación. © COSUDE ©

En Burkina Faso, un tercio de los niños en edad escolar, o sea, cerca de un millón de niños y niñas, no acceden a la educación y 70 % de los adultos no saben leer ni escribir. Para ellos, es preciso desarrollar módulos de educación alternativa. Desde 2006, el apoyo de la COSUDE a la educación básica ha permitido a más de un millón de burkineses de 15 y más años aprender a leer y escribir.

Región/País Tema Período Presupuesto
Burkina Faso
Educación
Vocational training
Capacidades básicas para la vida
Política de educación
Education facilities and training
Primary education
Formación profesional
01.12.2012 - 31.08.2017
CHF 12'500'000

En Burkina Faso, el sistema educativo de base es de muy baja calidad y se ve afectado por muchos problemas. Alrededor de 15 de cada 100 niños no van a la escuela. Los burkineses sufren de un acceso desigual a la educación. La tasa de analfabetismo roza el 70 % (hasta el 80 % para las mujeres) y se caracteriza por grandes disparidades geográficas, sobre todo entre las zonas urbanas y rurales. La tasa de escolarización es cinco veces superior en la región de la capital, Uagadugú, que en ciertas zonas rurales remotas.

A ello se suma el hecho de que el país debe hacer frente al crecimiento demográfico. El nivel de formación del personal docente es generalmente bajo. Finalmente, el sistema educativo resulta a menudo inadecuado para atender las necesidades de la población.

A fin de afrontar esta situación, el gobierno burkinés ha tomado una serie de medidas, sobre todo la adopción de un programa nacional tendiente a acelerar el proceso de alfabetización y a mejorar la educación de las niñas. Es en este contexto en el que la COSUDE apoya los programas de educación burkineses promoviendo la educación y la formación de los niños no escolarizados o desescolarizados, así como la alfabetización de los adultos. La COSUDE ha implementado un Programa de Apoyo a la Educación de Base (PAEB) que combina aportes a distintos fondos y el apoyo a ONGs sobre el terreno.

Sistema educativo burkinés

En Burkina Faso, el sistema educativo está compuesto por un sistema llamado "formal" (enseñanza preescolar primaria, secundaria, universitaria, técnica y profesional) y un sistema llamado "no formal" que corresponde a las alternativas educativas ofrecidas a los niños no escolarizados o desescolarizados, así como a los adultos analfabetos. Los niños de entre 6 y 12 años no solo no logra incorporar a todos los niños (tasa de escolarización de 85 %), sino que además 40 de cada 100 niños abandonan la escuela antes de terminar los seis años de escolaridad (tasa de finalización de 60 %). Esta situación exige el desarrollo de alternativas educativas, apoyadas por la COSUDE.

Las alternativas educativas abarcan el marco escolar para la alfabetización, formaciones técnicas simples y el desarrollo de un entorno letrado (acceso al material de lectura). Su objetivo es permitir a las comunidades acceder a la alfabetización y a la educación a fin de desarrollar competencias y conocimientos útiles en su entorno de vida. Estas alternativas están destinadas a los niños de entre 9 y 14 años que no han tenido la oportunidad de asistir a la escuela formal o que la han abandonado muy pronto. Se imparte una educación básica durante cuatro años.

Al final de dicha formación y tras evaluación, los que lo deseen pueden incorporarse a la escuela formal gracias a pasarelas. De esa manera, tienen la posibilidad de proseguir sus estudios hasta el nivel universitario. Para los demás, existe la posibilidad de integrarse en un programa de formación profesional o hacer un aprendizaje en un centro de formación agrícola para, así, convertirse en agricultor o ganadero.

Mejora significativa

Mediante su apoyo al Fondo para la Alfabetización y la Educación no Formal (FONAENF), contraparte del PAEB, la COSUDE ha contribuido a alcanzar varios objetivos y a mejorar de manera significativa la educación en Burkina Faso.

  • Desde 2006, han sido escolarizados e iniciados en ciertos oficios 10.000 jóvenes no escolarizados o desescolarizados, 45% de ellos chicas de entre 9 y 15 años, gracias al desarrollo de alternativas educativas innovadoras,
  • La tasa de éxito de los estudiantes de la educación no formal ha pasado de 92 % en 2012 a 96 % en 2015. Ello fue gracias, sobre todo, al refuerzo de las capacidades de 37.000 instructores pedagógicos y a la revisión de la educación no formal.
  • Se han producido y difundido 3 200 000 manuales didácticos en las lenguas nacionales. Desde 2006, estos manuales les permiten a los estudiantes reforzar sus logros y les evitan el retorno al analfabetismo.

Rol pionero de la COSUDE

La COSUDE ha desempeñado un rol pionero en el ámbito de la educación no formal. Hace 30 años, Suiza era la única en financiar cursos para los analfabetos y los adolescentes desescolarizados. Impulsadas por esta iniciativa, otras partes interesadas han participado en la financiación del dispositivo y el gobierno burkinés ha integrado las alternativas educativas en su política. La COSUDE lidera las contrapartes del sistema educativo en Burkina Faso.

El apoyo de la COSUDE se lleva a cabo mediante la contribución a planes de acción y proyectos conjuntos que apoyan alternativas educativas. El proyecto lo implementan sobre el terreno contrapartes con diversas ONGs. Por una parte, la COSUDE apoya fondos comunes alimentados por varios donantes. Estos permiten construir escuelas, pagar el material escolar destinado a los alumnos o remunerar al personal docente. Para la implementación de su programa de apoyo a la educación de base, la COSUDE puede contar con financiaciones paralelas, concedidas no solo por el Estado burkinés, sino también por otras contrapartes técnicas.