IFRC - Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) es la más grande organización humanitaria del mundo. Su misión consiste en ofrecer apoyo y proteger la dignidad de las personas, independientemente de su pertenencia nacional, étnica, religiosa, política o de su estatus social. La IFRC está integrada por 190 sociedades nacionales, entre las cuales se encuentra la Cruz Roja suiza.

Tareas principales de la IFRC

La principal fortaleza de la Federación Internacional reside en su red única de sociedades nacionales que cubre a casi todos los países del mundo. La misión de la Federación es la de mejorar las condiciones de existencia de las personas vulnerables cuando la supervivencia misma de ellas está amenazada. Frecuentemente la IFRC interviene en favor de las víctimas de las catástrofes naturales o de la pobreza engendrada por las crisis socioeconómicas. También lo hace en favor de las personas refugiadas, desplazadas o afectadas por crisis en la salud.

La Federación Internacional coordina las operaciones de socorro del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en situaciones de catástrofes naturales. La Federación asocia a sus operaciones actividades de desarrollo para reforzar las capacidades de las sociedades nacionales. Su trabajo está orientado sobre cuatro dominios esenciales: la promoción de valores humanitarios, la intervención en caso de catástrofe, la preparación para las catástrofes, la salud y la asistencia a las personas a nivel comunitario.

La IFRC y Suiza

Desde hace varios años, Suiza acuerda, a través de la Ayuda Humanitaria de la Confederación, una contribución financiera a la Secretaría de la IFRC de Ginebra. La contribución básica en el año 2016 ascendió a 3 millones de CHF.

Suiza garantiza, además, a través de la Ayuda Humanitaria de la COSUDE, contribuciones financieras a actividades operacionales de la Federación Internacional, bien en el marco de programas a largo plazo, que contribuyen a la creación de capacidades locales y regionales (p. ej., en el campo de la superación de catástrofes), bien en respuesta a los llamamientos de ayuda tras una catástrofe. Una parte de las ayudas financieras transita por intermedio de la Cruz Roja suiza, de la que el presidente es uno de los vicepresidentes ex officio de la Federación Internacional.