Swiss Bluetec Bridge: las start-ups suizas al servicio de los más desfavorecidos


Los desafíos del agua abren un vasto abanico de posibilidades para las innovaciones tecnológicas de punta. La intención de la iniciativa Swiss Bluetec Bridge de la COSUDE es apoyar dichas innovaciones a fin de facilitar el acceso al agua a los más pobres. La primera start-up que se beneficiará de un préstamo es la empresa Swiss Fresh Water. Ésta ha desarrollado un sistema de bajo coste para la desalinización de agua salada o salobre.

Región/País Tema Período Presupuesto
A nivel mundial
Agua
Agua potable y saneamiento básico (WASH) (til 2016)
01.04.2011 - 31.12.2020
CHF 2'050'000

En términos de ayuda pública a la innovación tecnológica en materia de agua, existen importantes subvenciones para la investigación básica, la investigación aplicada y la creación de prototipos. Además, se están abriendo paso nuevos instrumentos financieros privados destinados a inversiones con un alto potencial social, medioambiental y evidentemente financiero. Sin embargo, pese a esta atmósfera favorable, a los proyectos innovadores no siempre les resulta fácil gozar de la necesaria credibilidad para convencer a los inversores privados y aún más cuando se trata de tecnologías que están destinadas a los entornos desfavorecidos.

El objetivo de la iniciativa Swiss Bluetec Bridge es, pues, conceder préstamos sin intereses a start-ups o a PYMES innovadoras a fin de que puedan alcanzar los conocimientos técnicos y la pertinencia necesarios para poder obtener ayudas privadas. De los 60 proyectos esperados por el comité de selección durante los dos años y medio que durará el proyecto, sólo serán retenidos 6.

1erproyecto ganador: sistema de desalinización de agua en Senegal

El primer galardonado 2013 de Swiss Bluetec Bridge es la empresa Swiss Fresh Water SA (SFW) que ha desarrollado un sistema de bajo coste para la desalinización de agua salada o salobre utilizando la energía solar. Esta técnica permite la producción de agua potable a pequeña escala, o sea unos 4000 litros al día. Dicha técnica ha sido concebida de tal manera que su uso es fácil, su mantenimiento simple y su consumo energético bajo.

La SFW se propone crear un proyecto piloto en Senegal en el Delta del Sine Saloum donde viven 225.000 personas. Fuera de la temporada de lluvias, o sea unos 8 a 9 meses al año, la población bebe sobre todo agua salobre, lo que plantea serios problemas sanitarios. Cuando la población tiene los medios, también compra agua potable transportada en piragua, automóvil y camión.

Al facilitar a muchos pueblos el abastecimiento de agua potable de calidad, el objetivo de la SFW es contribuir a mejorar la salud de sus habitantes (menos diarreas, fluorosis e hipertensión). La empresa también desea disminuir la pérdida de tiempo y de dinero, así como el consumo de energía (transportes) relacionados con el abastecimiento de agua. Además, la ejecución del proyecto contribuirá a crear nuevos puestos de trabajo en la región.

Exportar el know-how suizo a las regiones que lo necesiten

Los responsables de la empresa SFW son especialistas en la gestión de proyectos y el tratamiento de aguas. Además, su conocimiento del mercado local, adquirido en un primer proyecto piloto en 2011-12 en Senegal, así como su concepto de  mantenimiento de proximidad y proactivo inclinaron, entre otros, la balanza a favor del proyecto. En el 2013, esta empresa emplea a siete personas a tiempo completo, dos de ellas en Senegal.

La SFW recibirá un préstamo sin interés de 250.000 CHF y será objeto de coaching a fin de demostrar la viabilidad económica de su tecnología. La empresa cuenta con el éxito de este proyecto piloto para, así, poder exportar el concepto a otras regiones del mundo donde se observan las mismas necesidades.

Suiza posee un know-how de punta en materia de innovación tecnológica en el sector del agua. A la licitación pública lanzada por Swiss Bluetec Bridge concurrieron muchas start-ups y PYMES deseosas de hacer frente a los desafíos del agua con una clara voluntad de servir a la base de la pirámide social y de respetar el medio ambiente.
 Si el mercado de los grandes equipos de purificación de agua ya está en manos de las multinacionales, el de los pequeños equipos de bajo consumo energético aún ofrece un gran potencial de desarrollo.