Abordar los estereotipos machistas de los jóvenes para erradicarlos

Proyecto terminado
Un joven pone su mano recubierta de pintura en una pancarta colectiva.
La promoción de comportamientos no violentos se basa en campañas de sensibilización y en el diálogo entre los jóvenes. © Care International ©

En Bosnia y Herzegovina, la perpetuación de los estereotipos machistas plantea un verdadero problema social. Muchos adolescentes actúan de forma violenta contra las mujeres y tienden a descuidar su propia salud. Mediante el apoyo a una serie de iniciativas educativas, la COSUDE aspira a que las mentalidades y los modos de vida de los jóvenes evolucionen.

Región/País Tema Período Presupuesto
Bosnia y Herzegovina
Género
Salud
Violencia sexual y de género
Salud y derechos reproductivos
Educación sanitaria
01.12.2013 - 30.11.2017
CHF 700'000

Los años de la posguerra siguen estando marcados por las cicatrices del conflicto en Bosnia y Herzegovina. Los niños pequeños crecen con la exigencia de convertirse en “hombres verdaderos”, con todas las interpretaciones que ello implica sobre el papel y la naturaleza de las mujeres en la sociedad. 

A un nivel más individual, cabe destacar que cuando a un niño se le dice que debe ser competitivo o incluso agresivo y, sobre todo, autónomo, entonces se muestra reacio a buscar ayuda para mantener una buena salud. En el peor de los casos, intentará desmarcarse de sus compañeros consumiendo tabaco o arriesgándose a mantener relaciones sexuales sin protegerse. 

En resumen, los valores patriarcales subyacentes en Bosnia y Herzegovina conducen a graves problemas, tanto de violencia como de salud pública. Para tratar de abordar esta problemática y conseguir que las mentalidades evolucionen, la COSUDE cofinanza desde 2014 las actividades de la ONG Care International en el país. Se parte de la premisa que los hombres jóvenes deben estar directamente implicados en el esfuerzo de prevención de toda forma de violencia contra las mujeres y… contra ellos mismos.

Clubes “Be a Man”

Establecido por la ONG Care International en Bosnia y Herzegovina, este proyecto, llamado “Young Men Initiative”, cuenta con el pleno apoyo de la Agencia Nacional para la Igualdad de Género y de sus servicios correspondientes en las dos entidades político-administrativas que constituyen el país (la Federación de Bosnia y Herzegovina y la República Srpska). Para estas instituciones, la incorporación de las cuestiones de género en el sistema educativo constituye una prioridad. Las autoridades educativas a todos los niveles del país también comparten este objetivo.

El proyecto tiene lugar a varios niveles paralelos:

  • En una veintena de institutos o escuelas secundarias, se han establecido clubes oportunamente denominados “Be a Man” (“Budi Musko” en bosnio), cuyo objetivo es reunir a alumnos en edad de reflexionar sobre la cuestión de los estereotipos y de aprender sobre las maneras de resolver los conflictos de forma no violenta. Los temas abordados también incluyen la sexualidad, la salud reproductiva y el peligro de las adicciones. Se exploran diversos modelos de actuación. En la ciudad de Banja Luka, los jóvenes organizaron un “flashmob” (acción de sensibilización) para invitar a sus compañeros y a la población en general a rechazar todo acto de violencia.

  • Asimismo, se llevan a cabo numerosas campañas de información y sensibilidad a escala nacional y a través de las redes sociales. Para 2017, se habrá cuestionado a 50.000 adolescentes –e indirectamente a su entorno– acerca de sus representaciones sobre el papel de las mujeres, su relación con la salud y los valores que determinan sus comportamientos. Una acción de gran envergadura, conocida como “React Human”, ha incitado a miles de jóvenes a firmar una carta de principios contra la violencia en sus escuelas. El proyecto también alienta a los padres de los alumnos a participar más formalmente en el esfuerzo de prevención de la violencia.

  • Para enmarcar a los jóvenes, se imparten formaciones específicas sobre estas cuestiones dirigidas a los docentes, los animadores juveniles y los colaboradores de las ONG especializadas. Para ello, se ha redactado un manual de capacitación.

  • El objetivo es que con el tiempo todas las actividades pedagógicas se integren sistemáticamente en los currículos oficiales de enseñanza. Por este motivo, el equipo encargado del proyecto trabaja en estrecha colaboración con las autoridades nacionales y regionales competentes. Unos de los cantones de la Federación de Bosnia y Herzegovina ya ha pedido a sus 29 escuelas secundarias que incluyan el programa educativo desarrollado por el proyecto en sus planes de estudio. El Ministerio de Educación de la República Srpska también ha homologado el programa.

Por último, cabe señalar que Care International aprovecha sus diversas intervenciones sobre el terreno para recabar entre los jóvenes todo tipo de datos científicos útiles para la continuación del proyecto. Los comportamientos de riesgo y la paternidad precoz (adolescentes en edad escolar que se convierten en padres) figuran entre los problemas analizados.

Potencial de cambio

A lo largo de los años, el proyecto “Young Men Initiative” ha demostrado el verdadero potencial de cambio que reside en cada uno de los jóvenes cuestionados sobre sus prácticas y representaciones. En cambio, a veces ha habido un bloqueo en ciertos miembros del cuerpo docente o padres de alumnos. De ahí la necesidad de identificar cuidadosamente a los participantes capaces de transmitir el espíritu del proyecto. Esto requiere tiempo y paciencia. En un país como Bosnia y Herzegovina, la transformación de las normas socioculturales se mide a través de las sucesivas generaciones.