Microseguros y microcréditos para la seguridad alimentaria de los pequeños campesinos

Proyecto terminado
Un instructor habla rodeado de campesinos y campesinas
Explicación de la iniciativa R4 a los campesinos, en el distrito de Balaka, al sur del Malawi. (2014) © PMA/Rachael Wilson © WFP

El cambio climático afecta gravemente a la seguridad alimentaria de las pequeñas explotaciones agrícolas de Zambia y de Malawi. Un proyecto que combina microseguros, microfinanzas y medidas de prevención de catástrofes tiene por objeto potenciar su capacidad de adaptación. En Etiopía y Senegal se han registrado ya resultados prometedores.   

Región/País Tema Período Presupuesto
Comunidad para el Desarrollo del África Austral (SADC)
Agricultura y seguridad alimentaria
Desarrollo agrícolo
Investigación agrícola
Apoyo a las cadenas de valor agrícolas (til 2016)
01.01.2011 - 30.06.2017
CHF 6'685'000

Malawi, país afectado por hambrunas crónicas, apela periódicamente a la ayuda humanitaria de emergencia. En Zambia, el cambio climático hace cada vez más frágiles las cosechas del sur del país.

Les pequeñas explotaciones agrícolas son las primeras víctimas de esta inseguridad alimentaria. Con el fin de remediar esta situación, la COSUDE ha decidido apoyar la implementación en estos dos países de un proyecto innovador que ya ha sido probado en Etiopía y Senegal y que, hasta 2017, beneficiará a unas 2500 pequeñas explotaciones familiares de Malawi y 1500 de Zambia. Al frente de estas explotaciones suelen estar mujeres y personas afectadas por el VIH/SIDA, dos grupos de población especialmente vulnerables. 

Microseguros

La iniciativa R4 (Resiliencia rural e integración de los riesgos) combina cuatro instrumentos de gestión del riesgo climático, y propone de manera innovadora dotar de un microseguro agrícola a los pequeños campesinos más expuestos a las sequías y a las inundaciones. Si la cosecha se pierde a causa de las condiciones climáticas, el seguro les garantiza unos ingresos alimentarios.

Trabajos colectivos de prevención de los riesgos

Otra medida innovadora del proyecto es permitir a los campesinos pagar sus primas de seguro participando en trabajos colectivos. Todas estas actividades tienen como fin prevenir o reducir el impacto del cambio climático en la población mediante la rehabilitación de sistemas de irrigación, mejora de la capacidad de retención de agua de los suelos, prácticas agrícolas sostenibles en los campos, construcción de carreteras de acceso... Las mujeres que se ven solas a cargo de una explotación se benefician de medidas adaptadas al tiempo de que disponen, a menudo muy restringido. Así, ellas pueden, p. ej., cultivar un huerto utilizando técnicas ecológicas y contabilizar estas horas como trabajos colectivos.

El proyecto comprende, además, la instalación de nuevas estaciones metereológicas en Zambia y en Malawi. Las indicaciones de estas estaciones, combinadas con los datos satelitales de detección de lluvias, permitirán calcular el precio de las primas de seguro y anticiparse mejor a las malas cosechas. En el proyecto participan contrapartes que cuentan con tecnología avanzada tales como la aseguradora Swiss Re, la NASA y la Universidad de Columbia.

Acceso facilitado a los microcréditos

Un tercer eje de intervención persigue favorecer el acceso de los campesinos al microcrédito. Las agencias locales de microfinanzas muestran normalmente poco interés en contar entre sus clientes con pequeños agricultores.  Ahora bien, con el régimen de microseguros puesto a disposición de los pequeños campesinos las cosas cambian: este seguro contra riesgos viene a constituir una garantía de reembolso. Paralelamente, el proyecto prevé también formar a las agencias de microcréditos para limitar los riesgos de endeudamiento.  

Economías para prevenir los riesgos futuros

En combinación con el microseguro, el microcrédito deberá animar a los campesinos a invertir en sus actividades agrícolas (insumos, instalaciones) sin temor a perder su explotación al año siguiente. El proyecto incita también al ahorro colectivo e individual para acceder de forma duradera a los microseguros y poder hacer frente a otro tipo de infortunios no cubiertos (muerte, enfermedad, etc.). Por otra parte, estas reservas permiten a los campesinos invertir en actividades no agrícolas. El proyecto consolida, pues, no solamente la seguridad alimentaria de los pequeños campesinos sino también su seguridad financiera, aumentando y diversificando sus ingresos.

Resultados prometedores en Etiopía y en Senegal

La iniciativa R4, lanzada en 2011 por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la organización Oxfam America, ha permitido ya mejorar su capacidad de hacer frente al cambio climático a 25,000 campesinos de Etiopía y a 6000 campesinos de Senegal. Los campesinos que cuentan con un seguro consiguen ahorrar el doble de dinero que los que no cuentan con él; también invierten más en semillas de calidad, en abonos y en las infraestructuras necesarias para sus explotaciones. Las unidades agrícolas en manos de mujeres han duplicado incluso su productividad y por ende sus ganancias.