Los niños excluidos del sistema educativo, en los bancos de la escuela en Borgou

Proyecto terminado
Más de 2000 niños de entre 9 y 15 años se han beneficiado de la primera fase del programa de educación PAEFE, llevado a cabo por la COSUDE en la región de Borgou, en Benín. © DDC Stephane Brabant

En Borgou, región rural del norte de Benín, más de la mitad de los niños en edad escolar carecen de acceso al derecho fundamental de la educación. Suiza, junto con el Estado beninés, se esfuerza en ofrecer a estos niños excluidos del sistema educativo formal una educación básica de calidad y adaptada a sus necesidades.

Región/País Tema Período Presupuesto
Benin
Educación
Vocational training
Capacidades básicas para la vida
Primary education
Formación profesional
01.06.2011 - 30.06.2016
CHF 6'610'000

En Benín, más de 700.000 niños, es decir el 45% de los niños en edad escolar, siguen sin escolarizar o han abandonado la escuela prematuramente. El fuerte crecimiento demográfico (2,6%) aumenta la presión sobre el sistema escolar beninés, que ya ahora apenas consigue responder a las necesidades de la población. Las regiones rurales, entre ellas Borgou, son las más afectadas.   

La adopción de un plan decenal de desarrollo del sector de la educación (PDDSE, 2006-2015) por el Gobierno beninés muestra su voluntad de actuar en este sector. Una escuela primaria gratuita y obligatoria para todos es ahora una prioridad para el Estado beninés. Sin embargo, la falta de recursos dificulta la implementación adecuada de este plan. 

Una escuela de la segunda oportunidad 

En Borgou, departamento rural del norte de Benín situado en la frontera con Nigeria, el 54% de los niños de entre 9 y 15 años no han sido escolarizados. Esta cifra es casi un 10% más alta que la media nacional. 

Mientras que algunos niños no han frecuentado jamás la escuela, otros la han abandonado prematuramente sin haber adquirido los conocimientos básicos de lectura, escritura y cálculo. Sin una educación básica de calidad, estos niños tendrán dificultades en integrarse en la vida social y profesional.

Este es el contexto en el que la cooperación suiza financia desde 2011 un Programa de apoyo a la educación y a la formación de los niños excluidos del sistema educativo (PAEFE) de Borgou. 

Este programa está destinado sobre todo a los niños de 9 años (edad que ya no permite acceder a la enseñanza primaria clásica) a 15 años (edad que autoriza a seguir un aprendizaje profesional). Tienen prioridad las niñas, principales víctimas de acogidas y trabajos forzados, y, en un plano más general, los niños condenados a la mendicidad, con alguna discapacidad o de familias nómadas. 

Educación básica e iniciación en los oficios 

El enfoque pedagógico y la enseñanza, en la lengua local y en francés, se adaptan en función de las necesidades de los diferentes grupos de niños. Unas ofertas educativas equivalentes al ciclo de primaria permiten a los niños no escolarizados y que han abandonado la escuela adquirir los conocimientos básicos e inscribirse, al final, para el examen del Certificado de Estudios Primarios (CEP). En la sesión de junio de 2015, se inscribieron por primera vez para el CEP unos 450 niños que habían seguido el programa, registrándose una tasa de éxito del 77%. 

Con el fin de favorecer la inserción de los jóvenes en el mercado de trabajo, el programa prevé también cursos de iniciación a los oficios. Dichos cursos de iniciación persiguen facilitar el acceso a la formación profesional de estos jóvenes en aquellos oficios que resultan relevantes para el desarrollo local. Se trata, por ejemplo, de la agricultura, la cría de ganado, la piscicultura, la horticultura, el artesanado, el microcrédito, la higiene y la salud, la contabilidad simplificada, la organización o la gestión de actividades socioeconómicas. 

Al término de la primera fase del programa, se abrieron cerca de 90 salas de clase en más de 50 centros Barka bilingües. En total, unos 2.200 niños (el 56% de ellos, niñas) procedentes de más de 70 localidades distintas del departamento de Borgou se beneficiaron del programa. 

Diálogo constante con los actores locales 

El programa está construido en una lógica de acompañamiento y de refuerzo de las competencias de los actores locales. Se favorece constantemente el apoyo y la colaboración con los actores benineses (los servicios descentralizados del Estado, las estructuras departamentales, los municipios y las comunidades). La fuerte implicación de las comunidades locales, especialmente en la financiación de los comedores escolares, la contratación del personal, la participación en los trabajos de construcción y en la compra del material, ilustra su voluntad de actuar en este sector. El objetivo a largo plazo es permitir a las comunidades asumir paulatinamente la implementación del programa. 

Puertas abiertas al futuro 

La oferta educativa propuesta en el marco del programa constituye un trampolín al futuro para los niños, quienes al final de su formación tienen la posibilidad de integrarse o reintegrarse en el sistema educativo formal gracias a los puentes o pasarelas. Asimismo, tienen la posibilidad de proseguir los estudios secundarios en colegios o institutos, e incluso de seguir estudios superiores, o bien de proseguir una formación profesional. 

El programa PAEFE continuará después de 2015, para una segunda fase de cuatro años, y se extenderá a Alibori, departamento vecino de Borgou, en el extremo norte de Benín.