Intervención en Ecuador

Tres miembros del Cuerpo Suizo de Ayuda Humanitaria y un colaborador de la Cruz Roja ecuatoriana posan delante de un remolque que transporta agua potable.
En Chamanga, unidades móviles de la Federación Internacional de la Cruz Roja, respaldada por la COSUDE, facilitaron el abastecimiento de agua potable a los pueblos afectados por el seísmo. © COSUDE

En la tarde del 16 de abril de 2016 un fuerte terremoto de magnitud 7.8 en la escala de Richter sacudía Ecuador, causando la muerte de más de 600 personas. La catástrofe ha provocado, además, daños importantes y ha dejado a más de 20 000 personas sin hogar. La Ayuda Humanitaria de la COSUDE supo reaccionar con gran diligencia enviando sobre el terreno a expertos destinados en la región. La primera medida de urgencia fue garantizar el abastecimiento de agua potable a la población. 

Al día siguiente del terremoto que estremeció al Ecuador y, según las primeras informaciones, la Ayuda Humanitaria de la COSUDE realizó un despliegue de expertos destinados en Colombia y en Bolivia para evaluar las necesidades en las tres localidades (Chamanga, Pedernales y Muisne), situadas en el noroeste del país, en las proximidades del epicentro. 

La misión de emergencia estableció que el abastecimiento de agua potable a las poblaciones afectadas por el seísmo constituía una prioridad. Como consecuencia, expertos del Cuerpo Suizo de Ayuda Humanitaria (CSA) partieron a Ecuador como refuerzo. 

Distribuyeron más de 5000 bidones de agua, 5000 kits higiénicos y 100 000 pastillas de cloro para potabilizar el agua en los tres pueblos anteriormente mencionados. En Pedernales se ha instalado dos máquinas dosificadora para restablecer el abastecimiento de agua potable a los 27 000 habitantes de la aldea. Suiza ha financiado también unidades móviles de la Cruz Roja ecuatoriana y de la colombiana, comprometidas con el transporte de agua potable en los diferentes pueblos situados en las proximidades de Chamanga. 

Un logista del Cuerpo Suizo de Ayuda Humanitaria ha sido, además, puesto a disposición de la central de las Naciones Unidas, encargada de la recepción y la distribución del material de asistencia proveniente de todas las partes del mundo.

La COSUDE ha apoyado la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja con un especialista del CSA para la coordinación de actividades de reconstrucción hasta el mes de agosto 2016.

Consciente de las buenas experiencias en Nepal y en Haití, la DDC tiene la intención de aconsejar el gobierno ecuatoriano en la reconstrucción de sitios dañados conforme a la normas antisísmicas. 

La COSUDE gasto en total 1,5 millones CHF para la ayuda a las personas afectadas por el terremoto. 

Un experto suizo extiende un bidón de agua potable a unos niños desde una furgoneta.
La distribución de bidones de agua potable es otro ejemplo de medida de emergencia llevada a cabo por los expertos suizos, como aquí en Muisne. © COSUDE