Colaboración y redes internacionales

La colaboración científica internacional tiene gran importancia para Suiza. Por un lado, Suiza participa en numerosas organizaciones y programas científicos internacionales y, por otro, mantiene colaboraciones científicas bilaterales con una gama selecta de países prioritarios. Con la red científica Swissnex la Confederación fomenta su posición como emplazamiento científico en el exterior.

Tarjetas de visitia de las oficinas de Swissnex India
© swissnex

La Organización Europea para la Investigación Nuclear (conocida por la sigla CERN) con sede en Ginebra es uno de los laboratorios más grandes y renombrados del mundo. Sus principales campos de investigación son la física teórica, la composición del universo y sus leyes. El CERN adquirió particular renombre con su participación en el «nacimiento» de Internet en el año 1989 y por su Gran Colisionador de Hadrones, un acelerador de partículas que ha conducido entre otras cosas al descubrimiento del bosón de Higgs. 

La multinacional IBM (International Business Machines Corporation) gestiona desde 1956 un importante instituto de investigación en una localidad próxima a Zúrich. Los investigadores de este centro fueron galardonados con el premio Nobel de física en los años 1986 y 1987. En 2001 el instituto IBM inauguró, en colaboración con la Escuela Politécnica Federal (EPF) de Zúrich, el Centro Binning y Rohrer para la Nanotecnología. 

La Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) dirige el ambicioso «Proyecto Cerebro Humano». Tiene por objetivo simular las actividades cerebrales en ordenador para llegar a comprender mejor el funcionamiento del cerebro. Aproximadamente 135 instituciones, la mayoría europeas, participan en el proyecto. El coste total del mismo se eleva a casi 1.200 millones de euros. 

Casi todas las universidades suizas participan en proyectos relacionados con la astronáutica. Los variados proyectos abarcan desde la astronomía hasta la fisiología humana y la investigación del clima. También los productos fabricados se distinguen por su variedad: estructuras, componentes ópticos, mecánicos y electrónicos, instrumentos científicos y equipamiento terrestre son algunos ejemplos. Suiza es miembro fundador de la ESA (Agencia Espacial Europea), con una contribución anual de aproximadamente 170 millones de francos suizos, y participa sobre todo en programas de observación terrestre.

En materia de educación, investigación e innovación, la Suiza oficial está presente en el extranjero con consejeros de embajada y representaciones científicas de swissnex, una red de representaciones científicas diplomáticas. El cometido de swissnex consiste en apoyar las instituciones del ámbito académico y científico suizo y las empresas emergentes vinculadas a la ciencia en sus esfuerzos de internacionalización. Existen en total seis representaciones de swissnex: Boston, San Francisco, Shanghái, Bangalore y Rio de Janeiro.