Teatro

En todas las regiones lingüísticas del país prolifera la viva tradición del teatro, que se proyecta principalmente a los países vecinos del mismo espacio lingüístico.

Toma de una escena de la obra de teatro «Los Miserables» representada en un escenario en el lago de Thun
Festival del lago de Thun. © thunerseespiele

En Suiza hay varios grandes teatros con una reputación que se extiende mucho más allá de las fronteras nacionales. Deben su fama en primer lugar a dramaturgos como Friedrich Dürrenmatt y Max Frisch, que han dejado una gran impronta en el teatro contemporáneo.

Los teatros más importantes en la Suiza de habla alemana son el Schauspielhaus y la Ópera de Zúrich, el Teatro de Basilea, el Stadttheater de Berna, así como los teatros de Lucerna, San Gall y Winterthur. En la Suiza francófona destacan el Gran Teatro y la Comédie en Ginebra, el Teatro de Carouge y Vidy en Lausana. En el Tesino, el clown Dimitri fundó su propio teatro y su escuela de comedia en Verscio. En verano se celebran festivales como el Espectáculo Teatral de Zúrich, el Festival Internacional Bollwerk en Firburgo y el Festival de la Bâtie en Ginebra.

Entre los directores de teatro más influyentes actualmente se encuentran en la Suiza germano-parlante Werner Düggelin, Stephan Müller, Christoph Marthaler, Matthias Hartmann, Samuel Schwarz y Milo Rau, en la Suiza francófono Omar Porras y Robert Bouvier y en el Tesino Daniele Finzi Pasca.

Teatro popular

Obras teatrales del siglo XIX como los “Tellspiele” se escenifican año tras año en Altdorf y en Interlaken. Aproximadamente cada cinco años se representa en Einsiedeln “El gran teatro del mundo” de Calderón de la Barca o adaptaciones de la obra. En Vevey despliega la “Fête des vignerons” (Fiesta de los vinateros) todo su esplendor con una periodicidad de veinte años (la próxima entrega será en 2019) y el Teatro del Jorat en Mézières lleva escenificando su repertorio popular desde 1908.

Informaciones complementarias