Danza

En Suiza existe una escena de la danza clásica y contemporánea muy variada.

Toma de una escena del ballet «La consagración de la primavera»
“La consagración de la primavera”, coreografía de Maurice Béjart. © Béjart Ballet Lausana

La danza como expresión artística se estableció en Suiza principalmente con el ballet clásico, en particular gracias al gran número de bailarinas, bailarines y coreógrafos que se establecieron en el país alpino durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial. En la actualidad existen seis compañías institucionales de ballet en Basilea, Zúrich, Ginebra, Berna, Lucerna y San Gall así como el ballet privado Béjart en Lausana. Además, en los años 1980 surgieron una serie de compañías libres que introdujeron el musical moderno en Suiza. Actualmente existen cerca de unos cien grupos distintos en el país. 

El Ballet de Zúrich, el Ballet Béjar en Lausana, la compañía Philippe Saire y los coreógrafos Heinz Spoerli o Gilles Jobin han producido obras de renombre internacional. En Suiza hay varios festivales de danza, como por ejemplo las Jornadas de Danza de Berna o las de Olten, la Bâtie en Ginebra, los “Steps” en distintas localidades suizas, así como el Espectáculo de Teatro de Zúrich. 

El Premio de Lausana, fundado en 1973, galardona cada año a jóvenes talentos prometedores de la danza de todo el mundo. Se otorgan becas para la formación en renombradas compañías, que han servido como trampolín ya a muchas estrellas.