Música

La música popular sigue estando muy extendida sobre todo en las regiones rurales. Pero también la música moderna goza de una gran importancia en Suiza, como lo certifica el enorme auge que en las últimas décadas han experimentado los festivales. Dos de cada tres habitantes acuden a lo largo del año a al menos un concierto o a otra representación musical, y uno de cada cinco habitantes toca un instrumento musical.

El schwyzerörgeli es el típico acordeón suizo
El schwyzerörgeli es el típico acordeón suizo. © Imagepoint.biz

Música popular

La música popular tradicional tiene sus orígenes en la vida campesina en las montañas. Los instrumentos típicos de la música popular helvética son la trompa alpina, el pequeño acordeón de Schwyz (Schwyzerörgeli) o el clavicémbalo. El yodel o canto tirolés es una modalidad de canto que antaño se utilizaba para llamar al ganado y para comunicarse en los Alpes; constituye la parte central de la música popular tradicional. Innumerables conjuntos musicales, orquestas de instrumentos de viento, coros y formaciones de ländler continúan cuidando la herencia de la música popular en todas las regiones de Suiza y actúan con frecuencia en fiestas populares como la Fiesta federal de la música popular, que tiene lugar cada cuatro años y a la que acuden decenas de miles de participantes.

Música clásica y ópera

UEntre los compositores y directores más célebres se encuentran Joachim Raff (1822–1882), Ernest Bloch (1880–1959), Ernest Ansermet (1883–1969), Othmar Schoeck (1886–1957) o Arthur Honegger (1892–1955). Las orquestas más importantes actualmente son la Orquesta de la Suiza romanda en Ginebra y la  Orquesta de la Tonhalle en Zúrich. Muchas ciudades suizas disponen de sus propias salas de ópera. Los teatros de Zúrich y Ginebra gozan de fama internacional.

La Fundación Paul Sacher en Basilea administra numerosos legados de importantes compositores e intérpretes y gestiona un centro internacional para la investigación de la música de los siglos XX y XXI. En el marco de dos competiciones ilustres se galardonan, además, a intérpretes de la música clásica. Se trata del Concurso de Ginebra y del Concurso Géza Anda en Zúrich.

Rock, pop, jazz, música electrónica, hip-hop

Numerosos artistas suizos también han adquirido fama en el ámbito internacional, contribuyendo a la historia musical suiza. Algunos nombres conocidos son Mani Matter (1936–1972), cuyas canciones en dialecto bernés han marcado a varias generaciones, o el dúo zuriquense Yello, que alcanzó la cima de la escena electrónica en los años 1980. El grupo Sens Unik de Lausana se convirtió en pionero del movimiento hip-hop y el basilense George Gruntz (1932–2013) fue uno de los jazzistas más importantes de las últimas décadas.

Entre los músicos y grupos activos con una considerable proyección tanto en el ámbito nacional como internacional se encuentran Stephan Eicher, Gotthard, Krokus, Michael von der Heide, Andreas Vollenweider, DJ Bobo, DJ Antoine, Erik Truffaz, Stress, Heidi Happy, Sophie Hunger o Bastian Baker.

Cada año en el mes de marzo se galardonan en los Swiss Music Awards a los músicos más exitosos. 

Informaciones complementarias