El Estado federal en el siglo XIX

Busto de Henry Dunant
Busto de Henry Dunant (1828–1910). © Lucignolobrescia

Con la fundación del Estado federal se sosegó la situación política interior y exterior. Mediante la revisión de la constitución de 1874 el estado central consiguió incrementar sus competencias. También se amplió la democracia directa: con el referéndum legislativo facultativo en 1874 y la iniciativa popular para la revisión parcial de la constitución federal en 1891. En este mismo año se incorporó al gobierno por primera vez un representante de los cantones católico-conservadores que habían perdido la Guerra de la Alianza separada. Con sus nuevas competencias adquiridas el Estado federal estableció condiciones favorables para el desarrollo de los distintos sectores de la industria y los servicios (construcción de ferrocarriles, industrias maquinaria, metalúrgica, química y alimenticia, banca), que se convertirían en pilares de la economía suiza. Pese al auge económico, el siglo XIX fue una época difícil para muchas personas. Pobreza, hambre y malas perspectivas labores obligaron a muchos suizos a emigrar, sobre todo a América. En los centros industriales se fue instalando una clase obrera formada por inmigrantes del campo y cada vez más también del extranjero, que con frecuencia vivía en condiciones precarias.

El Estado federal en el siglo XIX (PDF, Páginas 5, 137.9 kB, Inglés)